Banana y chía en leche de almendras rosada

Más conocido como pudding de chía, esta preparación es la forma más simple de incorporar las semillas de chía y su gran riqueza nutricional. Ideal para el desayuno, por el poder saciante que le otorga el alto contenido de fibra.

chia pudding_phixrAdemás de ser la principal fuente vegetal de ácidos grasos esenciales de tipo omega-3, las semillas de chía aportan antioxidantes (los ácidos grasos poliinsaturados se oxidan facilmente, por eso la naturaleza los acompaña de compuestos que evitan esa oxidación),  aminoácidos esenciales, fibra e importantes minerales como calcio, magnesio, potasio, fósforo, hierro, selenio, cinc. Vale la pena incorporarlas, no?

Al hidratarlas se modifica la textura del líquido que usemos. En este caso la leche de almendras toma consistencia espesa como un yogur o postrecito.

El tono rosado es gracias a la incorporación de una pequeña porción de remolacha cruda. Me gustan los colores contrastantes por un lado, por otro es bueno incorporar nutrientes de las hortalizas en el desayuno y romper esa estructura de que los vegetales van en las comidas saladas y las frutas en las dulces. Otra opción es hacerlo con cacao amargo y conseguiremos un postrecito de chocolate, ideal para los niños.

Como verán no utilicé ningún endulzante, porque las bananas y las pasas aportan dulzor, pero si lo desean pueden agregar azúcar mascabo, stevia o miel, según su gusto.

 

Esta receta es: sin lácteos, sin huevos, sin gluten, por lo tanto es apta para vegetarianos, veganos y celíacos.

Ingredientes:

P1050929

  • Almendras activadas*: 15
  • Semillas de chía: 2 o 3 cucharadas
  • Bananas maduras: 2
  • Remolacha: 1/2 o 1 pequeña (opcional)
  • Agua: 1 taza
  • Esencia de vainilla natural: 1/2 cucharadita
  • Pasas de uva: 1 puñado
  • Opcionales: coco rallado, arrope de chañar, quinoa inflada, canela.
Elaboración:

– Pelar las almendras y ponerlas en la licuadora con la mitad del agua y las semillas de chía. Procesar 1 o 2 minutos. Con este paso nos evitamos tener que moler las semillas con molinillo que muchos no tienen, y es importante para su correcta metabolización, es decir, poder aprovechar los nutrientes que nos aporta la chía.

– Agregar la remolacha pelada y picada, 1 banana y el resto del agua. Procesar 1 minuto más y colocar en un cuenco o compotera. Refrigerar durante media hora, tiempo necesario para que el mucílago que desprende la chía dé consistencia espesa al batido.

– Solo resta añadir frutas troceadas, en este caso otra banana, pasas de uva y decorar con lo que tengan a mano y les guste: coco rallado, arrope de chañar, quinoa inflada, canela, etc.

 

Nota: si no tienen el tiempo necesario para prepararlo y dejar que gelifique, pueden hacerlo la noche anterior, dejarlo refrigerado y a la mañana agregar las frutas a elección. Si tampoco tienen las almendras activadas, usar coco rallado es otra opción.

* Los frutos secos o semillas se activan dejándolas en agua segura durante aproximadamente 8 horas en la heladera (dejar la noche anterior si queremos consumirlos en el desayuno), colarlos y desechar el agua de remojo. La activación es el “despertar” de las semillas. Dándoles el medio donde podrían germinar, se incrementa su contenido de vitaminas y enzimas a la vez que se optimiza su digestibilidad (hay una predigestión de nutrientes).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>