Simple y rápido: quinoa con vegetales, hongos de pino y brotes.

IMG_20150511_232654_phixrLa quinoa o quinua, semilla sagrada para los incas, considerada un “alimento perfecto” por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en el año 2013 fue declarado como el año Internacional de la Quinoa y pasó a reconocerse a este grano andino como un aliado para luchar contra el hambre. Valorada también por la NASA que optó por incluirla en la dieta de los astronautas, especialmente durante los vuelos de larga duración.

Es la calidad de sus proteínas y su alto valor nutritivo lo que la convierten en un superalimento.

Contiene hierro, magnesio, fósforo, calcio y potasio, vitaminas del grupo B y ácido fólico. Además de su importante aporte proteico con 8 aminoácidos esenciales para el humano.

En este plato, sumamente fácil de preparar, se combina con los sabores de cada vegetal, el toque intenso de los hongos de pino y la frescura de los brotes de fenogreco.

Esta receta es: sin lácteos, sin huevos, sin gluten, por lo tanto es apta para vegetarianos, veganos y celíacos.

Ingredientes (para 2 porciones):
  • Quínoa: 1 taza
  • Brócoli: 1/2
  • Zanahoria: 1
  • Ají morrón rojo: 1
  • Cebolla: 1
  • Hongos de pino secos: 1 puñado
  • Brotes de fenogreco: a gusto (o cualquier tipo de brotes)
  • Aceite de oliva, sal marina, cúrcuma y pimienta de cayena (o los condimentos que sean de su preferencia)
Elaboración:
  1. Hidratar previamente los hongos de pino en agua caliente durante 2 horas aproximadamente. Se pueden reemplazar por cualquier tipo de hongos a elección, secos o frescos.
  2. Lavar en un bol la quinoa,  removiendo con una mano y desechando el agua entre 7 y 10 veces, (paso fundamental para eliminar la saponina, una sustancia tóxica y de sabor amargo). Cocinar en una olla con 3 tazas de agua y una pizca de sal durante 20 minutos.
  3. Separar las flores del brócoli y hervir (o cocinar al vapor) hasta que esten tiernas, reservar. Recomiendo aprovechar y cocinar todo el brócoli, para así tener vegetales listos para una futura preparación rápida.
  4. Cortar en trozos medianos el morrón, la cebolla, los hongos previamente hidratados y en rebanadas la zanahoria. Saltear con un hilo de aceite de oliva primero la cebolla durante 5 minutos, agregar el resto de los vegetales y cocinar hasta que estén tiernos (ir agregando chorritos de agua si los vegetales se pegan).
  5. Incorporar a la sarten con vegetales, el brócoli cocido y la quinoa cocida. Mezclar, cocinar por 2 minutos más. Condimentar con sal, cúrcuma y pimienta de cayena.
  6. Servir con un copete de brotes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>