Papas rellenas con espinaca y champiñones

¿A quien no le gustan las papas? a mí me encantan, por eso busco opciones para cambiar el menú y enriquecer nutricionalmente a este tubérculo tan presente en nuestras mesas. papasjpeg_phixr

Dentro de una alimentación sin proteínas de origen animal, los aminoácidos esenciales se completan combinando vegetales, cereales o legumbres. Muy pocos alimentos de origen vegetal poseen todos los aminoácidos que el ser humano no puede producir por sí mismo y tiene que ingerirlos con la dieta. En este plato nos encontramos con uno de ellos, los champiñones poseen los 8 aminoácidos esenciales. Según la Organización de Agricultura y Alimentación (FAO), la calidad proteica de los hongos es mejor que la de la mayoría de los vegetales (FAO, 1981). Fuente importante de vitaminas del grupo B, de precursores de vitamina D como el ergosterol que favorecen la absorción de calcio y de fósforo. Contienen también minerales esenciales, principalmente selenio, fósforo y potasio. Además tiene un alto contenido de fibra y bajo aporte graso. Seguir leyendo


Banana y chía en leche de almendras rosada

Más conocido como pudding de chía, esta preparación es la forma más simple de incorporar las semillas de chía y su gran riqueza nutricional. Ideal para el desayuno, por el poder saciante que le otorga el alto contenido de fibra.

chia pudding_phixrAdemás de ser la principal fuente vegetal de ácidos grasos esenciales de tipo omega-3, las semillas de chía aportan antioxidantes (los ácidos grasos poliinsaturados se oxidan facilmente, por eso la naturaleza los acompaña de compuestos que evitan esa oxidación),  aminoácidos esenciales, fibra e importantes minerales como calcio, magnesio, potasio, fósforo, hierro, selenio, cinc. Vale la pena incorporarlas, no?

Al hidratarlas se modifica la textura del líquido que usemos. En este caso la leche de almendras toma consistencia espesa como un yogur o postrecito.
Seguir leyendo


Simple y rápido: quinoa con vegetales, hongos de pino y brotes.

IMG_20150511_232654_phixrLa quinoa o quinua, semilla sagrada para los incas, considerada un “alimento perfecto” por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en el año 2013 fue declarado como el año Internacional de la Quinoa y pasó a reconocerse a este grano andino como un aliado para luchar contra el hambre. Valorada también por la NASA que optó por incluirla en la dieta de los astronautas, especialmente durante los vuelos de larga duración.

Es la calidad de sus proteínas y su alto valor nutritivo lo que la convierten en un superalimento.

Contiene hierro, magnesio, fósforo, calcio y potasio, vitaminas del grupo B y ácido fólico. Además de su importante aporte proteico con 8 aminoácidos esenciales para el humano.

En este plato, sumamente fácil de preparar, se combina con los sabores de cada vegetal, el toque intenso de los hongos de pino y la frescura de los brotes de fenogreco.

Seguir leyendo